Earthing: El poder curativo de caminar descalzos

Los pies tienen muchas terminaciones nerviosas y al andar descalzos estimulamos nuestros puntos de energía. Si lo hacemos sobre superficies naturales, como el pasto o la arena, mejoraremos la circulación.

La conexión con la tierra, conocida como Earthing, tiene un potente efecto antioxidante que ayuda a reducir la inflamación en todo el cuerpo. El cuerpo humano está diseñado para estar en contacto con la tierra en un intercambio constante de energía con ella. Cuando pones los pies en el suelo absorbes grandes cantidades de electrones (cargas negativas) a través de las plantas de los pies. Sin embargo, desde la invención de los zapatos, hemos dejado de tener contacto con la tierra. Esta desconexión de la tierra, junto con otros factores de la vida moderna como dietas altas en azúcar y alimentos procesados, radiaciones electromagnéticas y estrés entre otros, han vuelto la sangre más viscosa, lo que incrementa la posibilidad de enfermedades cardiovasculares, coágulos de sangre e infartos. El Earthing vuelve la sangre más fluida al mejorar su potencial zeta. De este modo los glóbulos rojos se repelen entre sí al tener más carga negativa, lo que favorece la fluidez de la sangre y mejora la circulación sanguínea.

Las investigaciones realizadas demostraron que los electrones libres de la tierra tardan unos 80 minutos en llegar al torrente sanguíneo y volver la sangre más fluida, por lo que un corto paseo descalzo no es suficiente para obtener los beneficios del grounding. Idealmente deberíamos permanecer el mayor número de horas posible conectados a tierra, incluso durante la noche, que es cuando el cuerpo se regenera. 

Somos organismos bioeléctricos viviendo en un planeta eléctrico. Nuestros cuerpos operan de manera eléctrica y nuestras células transmiten múltiples frecuencias que recorren nuestro corazón, sistema inmunológico, músculos y sistema nervioso. Todos los organismos vivos están conectados a la energía eléctrica de la tierra, de la cual no podemos estar siempre aislados. Por ello, esta es una práctica que promete mejorar tu salud y que debes realizar cada vez que puedas.

Regresar